martes, 12 de enero de 2016

Construcción de una cámara de gran formato I

Bueno… 
según dicen todos estos aliados hijos de la gran Suiza, al parecer ya estamos remontando la crisis. Es por ello que me he lanzado a la piscina (que no tengo) y tirando la casa por la ventana (que no puedo), me he comprado una cámara de gran formato.

Desde que era niño siempre me llamó la atención cada vez que me cruzaba con una señal de tráfico, "PAISAJE PINTORESCO" o "PUNTO PANORÁMICO", me invadía cierta curiosidad al ver aquel dibujo negro de un desatascador de fregadero representando una cámara de fotos. El que lo concibió, todo un creativo hasta nuestros días. 

Años después, con más pelos, era la impotencia la que me invadía al verme con una 35 mm colgada al cuello y saber que aquella cámara de 100 años tenía un pedazo de negativo mucho mayor, insuperable. Que si, que si, que yo podía tirar con mi carrete 12 fotos y con la de fuelle solo un par siendo rico… pero, ¿quién no ha preferido alguna vez sacrificar la compra de una traca de (12,24 o 36) petardos, por la compra del petardo más gordo y caro de la tienda?
Todo era más premeditado, y la preparación, muy cuidadosa. Solo había un intento, pero sin lugar a dudas aquella explosión era la que merecía la pena.
Pues eso es el gran formato, donde por una vez, el tamaño SIEMPRE importa.

La cosa es que he estado haciendo pruebas y he contratando a un modelo de esos que se lo ha comido la anorexia estas navidades. 

De acuerdo, la foto no vale ni para mostrar en el MoMA, a pesar del título: "Pan tumaca". Los desenfoques y falta de nitidez son muy evidentes al igual que el jamón, tampoco es pata negra.
Pero… ¿y si os digo que es un negativo de 50x70 centímetros? 
¿y que ese rectangulito verde equivale al tamaño del sensor de una cámara de 35 mm? aaaaaaaa….amigo… el concepto es el concepto, a los hechos me remito.


Que sí, que me voy a embarcar en la construcción de una cámara de gran formato. Aunque ésta ya ha cumplido su función como prototipo. Posiblemente la cámara 50x70cm más barata jamás construida.

1 comentario:

  1. ¿Qué frágil equilibrio mantiene las cosas en su sitio y, a su vez, es capaz de someterlas bajo el influjo de la mayor de las fuerzas sin que éstas se rompan?

    De ésa misma forma se distancian de la vista las comparaciones que se suelen hacer del más cercano de los universos, el grupo local. Ése que desencadena todo tipo de acontecimientos curiosos en todos nosotros y que, a su vez, acota la línea que aún no podemos traspasar para ir más allá que del nido aquél de dónde proceden nuestros primeros antepasados.
    Salimos -bueno, salieron aquellos- de Oltupai hace tanto que ya ni me acuerdo, y eso que me lo dejaron dicho, y nada más salir miraban con calmada ansiedad cómo alcanzarlo y dejar el coto que todo nos rodea. Puso el hombre el grito en el cielo y el ojo. Ojo, dije el grito al liberarse de la garganta procedente, por pies y distancia. Qué negro lo debieron haber visto y pasado.
    La imaginación, después de mucho darle al coco, se puso a trabajar y pasando de una quijada de burro como primera arma envalentonó el tema y fundó Pasadena para lograr llegar al primer exterior.

    Entre las muchas comparaciones que me has relatado cuando instruyes a niños con tus increíbles ejemplos de los planetas respecto al sol en unos patios para poder abarcar todo el sistema solar siempre me parecían increíbles poder verlas con nuestros ojos e imaginar que en una de aquellas canicas nosotros estuviéramos plantados mirando al firmamento a los pies de montañeras moles de variadas y complejas naturalezas. Así, esa representaciones docentes y divertidas que, a veces, haces dan a todos una idea de lo pequeños que son los planetas entre unos y otros y sus distancias casi insalvables. Lo fascinante de todo eso es que en pequeñas naves van de oro mensajes cifrados del lugar que ocupamos aunque no se nos pueda ver.
    Esto a ojo de buen cubero.

    Hay proporciones que mejor no vamos a comentar aquí pues del exabrupto que iba a decir no habría espacio suficiente en el universo local para echarnos unas gargalladas acompañadas de uns grolos de Támegas...la pera es poco.

    ¿No hubiera sido mejor fabricar uno a tamaño humano y metiéndote dentro disparar a discreción autorretratos con figuras inquietantes?

    Y ése, seguro que es el prototipo... :)))´

    ResponderEliminar